El yoga para niños tiene múltiples beneficios. La búsqueda del equilibrio y la armonía forma una fuerte base para que los niños puedan disfrutar de una vida alegre y sana en un futuro.

No importa si el niño es muy activo o muy tímido. El yoga puede ayudar a canalizar su energía y mejorar su autoestima. Los niños que sean más activos van a aprender a relajarse y concentrarse con más facilidad, mientras que los más tímidos perderán el miedo ante los demás y conseguirán abrirse a lo que les rodea.

Cuando practican yoga, los niños aprenden a ser conscientes de su propio cuerpo y reconocen cada una de sus partes. Al mismo tiempo aprenden a adoptar unos buenos hábitos corporales que les ayudarán a prevenir futuros problemas. Además, el yoga fortalece sus músculos.

Beneficios de la práctica de yoga para niños

Aprender a relajarse a través de la respiración es fundamental para afrontar el estrés, situaciones complicadas o falta de concentración. A continuación te cuento algunos de los beneficios del yoga infantil a nivel físico i psíquico:

Beneficios físicos del yoga para niños 

1. Desarrollo de los músculos motores

2. Estimulación de la circulación sanguínea

3. Mejora en los hábitos de la respiración

4. Mejora de los hábitos posturales

5. Flexibilidad en las articulaciones

6. Equilibrio y coordinación

Beneficios mentales del yoga para niños

1. Mejora de la autoestima

2. Calma

3. Bajo nivel de estrés infantil

4. Desarrollo de la atención, concentración, memoria y creatividad

5. Mejora de la comprensión e interacción con los demás

La importancia de la respiración en el yoga para niños

La respiración es una parte esencial para que los niños puedan estirarse y lograr el equilibrio necesario para empezar su practica de yoga. Con los niños se deben practicar las posturas poco a poco. Primero deben aprender a respirar correctamente, relajarse y concentrarse. Luego podrán empezar a practicar las posturas.

Obviamente los niños quieren aprender divirtiéndose, así que el yoga debe ser practicado como si se tratara de un juego. Lo ideal es la combinación de posturas y movimientos en forma de juegos para que encuentren su práctica divertida e interesante. Se trata de jugar un poco con la imaginación y al mismo tiempo dejar que vayan siendo conscientes de su propio cuerpo.

Gracias a unos correctos ejercicios de respiración los niños consiguen relajar y calmar su mente. El yoga les ayuda a concentrarse y estimula su creatividad. Además, en el yoga para niños se fomenta la amistad, ya que en muchas de las clases se trabaja en grupos o por parejas.

Decidirse a practicar yoga es beneficioso en cualquier etapa de la vida. Puedes llevar a tus hijos a clases de yoga o enseñarle tú mismo/a yoga en casa, puede ser muy bueno para ellos y para ti. Si te ha gustado el artículo no dudes en visitar mi sección de yoga para niños, donde encontrarás más artículos relacionados.

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.