Talleres de Acroyoga

El Acroyoga une yoga, acrobacia y masaje tailandés. Se define bajo las palabras diversión, confianza, harmonía y sobretodo, concentración. A parte de ganar en flexibilidad y fuerza, practicar acroyoga aumenta la agilidad, desarrolla el equilibrio, da alegría y libertad y ayuda a trabajar la conciencia y la atención. Se trata de todo un desafío en el que la confianza y la comunicación serán tus mejores aliados.

Para saber más, te dejo este artículo en el que te explico qué es el acroyoga y cuáles son sus beneficios.

¿Tu lenguaje? El contacto y la respiración.

¿Cómo es un taller de Acroyoga?

– Ceremonia de inicio: empezamos el taller con una breve meditación llevando la atención a nuestra respiración. Nos conocemos un poco y empezamos a calentar nuestro cuerpo.

– Calentamiento: calentamiento a partir de distintas actividades y una pequeña práctica de yoga dinámico para entrar en calor.

– Acroyoga: ¡a volar! Vamos explicando paso a paso cómo hacer las posturas al aire. Técnica, conciencia y concentración.

– Masaje tailandés: terminamos nuestro taller con un masaje tailandés.

¿Quién puede hacer Acroyoga?

¡Todo el mundo puede hacer acroyoga! Precisamente, organizamos talleres para todos los niveles, sin experiencia previa y sin necesidad de acudir con pareja. Está pensado para que todo el mundo pueda practicarlo y junto con el apoyo que nos ofrecemos unos a los otros, logramos todo lo que nos proponemos y nos quedamos asombrados de lo que podemos llegar a hacer.

¿Dónde puedo aprender Acroyoga?

Junto con Frank Aspero (@frankaspero), organizamos talleres de Acroyoga anunciándolos previamente en mi sección de eventos de la propia página web y en nuestras redes sociales.

¿Te apetece volar con nosotros?