La postura del diamante, al igual que la del bastón, es muy buena para empezar otras posturas sentadas.

Cómo hacer la postura del diamante paso a paso

1. Ponte de pie y arrodíllate con los dedos de los pies hacia atrás.

2. Relaja los hombros y los brazos, siéntate sobre los talones y deja descansar las manos sobre tus rodillas.

3. Asegúrate de que mantienes la espalda recta y mira recto. Respira profundamente, evita arquear la espalda y mantén la postura por unos 30 o 60 minutos.

Beneficios de la postura del diamante

– Tonifica los muslos, las rodillas y los tobillos.

– Ayuda a mejorar el proceso de la digestión.

– Calma la mente.

Si sientes que la postura te resulta incómoda, puedes ponerte sobre los talones, de este modo tus rodillas y tobillos adquirirán flexibilidad. Te invito a que veas mi sección de posturas de yoga para seguir leyendo sobre los beneficios de las múltiples posturas de esta filosofía.

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.