Cómo hacer la postura de la montaña (Tadasana)

La postura de la montaña se trata de una postura muy sencilla. Sin embargo, para mucha gente es más difícil mantenerse firme y concentrándose en la respiración, que haciendo cualquiera de estas posturas invertidas.

Y es que, en muchas ocasiones, se confunde el yoga con un deporte físico en el que el mejor será el que llegue a tocarse los pies o a ponerse boca abajo. Aquí, solamente gana el que es capaz de librarse de estos pensamientos y sabe dedicarse tiempo a sí mismo, siendo consciente y cuidando de su cuerpo y mente.

“No se puede construir nada duradero sobre unos cimientos poco sólidos”.

¿Qué es la postura de la montaña?

Tada significa montaña y quiere simbolizar la figura de una montaña con el cuerpo totalmente recto i los pies firmes contra el suelo. Esta postura no trata de hacer que te sientas rígid@, sino que logres encontrar paz y harmonía estando de pie con los brazos al lado de tu cuerpo, así de fácil.

Yo en mis clases acostumbro a practicar esta postura después de haber hecho unos cuantos saludos al sol y haber entrado en calor, para hacer un “parón para retomar la consciencia” y evitar que la mente se vaya y se distraiga en otros pensamientos.

Cómo hacer la postura de la montaña paso a paso

Lleva la atención a tu respiración y concéntrate en ella. Puedes elegir el nivel que quieras: la nariz, el pecho o el abdomen. Te aconsejo que para empezar, lleves esta consciencia a tu nariz y observes el aire como entra y sale al inhalar y exhalar.

Una vez encuentres una relajación en tu mente, empezaremos con esta sencilla técnica para practicar la postura de la montaña:

1. Junta los pies todo lo que puedas, hasta que tus dedos gordos de los pies se toquen. Levanta los dedos, sepáralos un poco y presiona hacia abajo con fuerza. Siente el contacto de tus pies con el suelo, con la Tierra.

2. Aprieta las rodillas tirando de las rótulas y estira la parte posterior de las piernas.

3. Abre el pecho, evita arquear la espalda y entra un poquito el estómago hacia adentro para corregir la postura y mantener tu columna recta.

4. Mantén tus brazos extendidos a los lados de tu cuerpo con los dedos apuntando hacia abajo.

5. Inhala y al exhalar suelta la tensión de los hombros bajándolos hacia abajo, manteniéndolos alejados de tu cabeza. Relájalos.

6. Relaja tu cara y todos los músculos que la rodean hasta la garganta.

7. Por último, imagínate que hilo te tira suavemente por la parte superior de tu cabeza hacia arriba.

Te recomiendo que mantengas esta postura de 30 segundos a 1 minuto.

Beneficios de la postura de la montaña

Los beneficios de practicar esta postura o ponerla todos los días en tu rutina de yoga, son los siguientes:

– Favorece la alineación de la columna.

¡¡Previene la ciática!!

– Mejora el tono muscular general.

– Desarrolla tu consciencia postural.

– Alivia dolores de espalda.

– Mejora la flexibilidad de la columna.

– Fortalece los muslos, las rodillas y los tobillos.

Contraindicaciones de hacer la postura de la montaña

La práctica regular de Tadasana y sus variantes de pie, debe hacerse con mucha precaución por aquellas personas que sufren dolores de cabeza, insomnio o tienen la presión baja.

Ahora que ya sabes cómo se hace la postura de la montaña, puedes practicarla en casa de forma sencilla e incluso incorporarla en tus rutinas de yoga. Si te ha gustado el artículo no dudes en leer más en mi sección de posturas de yoga.

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.