Hoy hice mi práctica de meditación Mindfulness en S’eixugador. Una cala muy tranquila cerca de Sa Tuna que se encuentra en la conocida y querida Costa Brava. Un sitio lleno de magia, luz y colores. Un lugar perfecto para meditar y desconectar de la rutina.

Vivir el aquí y el ahora.

Mindfulness trata de lograr la “atención plena” y consciente en el presente. Además de ser una práctica milenaria muy usada en nuestra sociedad de hoy para aliviar los niveles de estrés, ha conseguido despertar la atención de la neurociencia y la medicina por su impacto en la salud mental y física. Vamos a hablar de ello.

¿Qué es Mindfulness?

Dentro del budismo existen distintos niveles que se trabajan des de una perspectiva mental y el Mindfulness es uno de estos. Buscando el sentido de esta palabra, os puedo decir que se trata de buscar el sentido de la conciencia en el momento presente, sin condicionamiento y sin juicio. Es tan sencillo como centrarse en un solo objetivo, el de calmar la mente. Entonces, ¿por qué es tan complicado hacerlo?

Vivimos atados a un sinfín de preocupaciones y con niveles de estrés muy elevados. Lo más curioso es que este estrés en muchas ocasiones aparece por situaciones que ni han pasado aún, sino que nos las imaginamos, sea por presión, miedo, etc. Vendría a ser un poco como si estuviéramos soñando, pero sin darnos cuenta. Proyectamos el futuro constantemente y este, nos arrastra. ¿Empezamos a entender el sentido de practicar Mindfulness? Vive en el presente, no en un futuro que todavía está por venir.

Los beneficios del Mindfulness

Podría poneros todos los beneficios en formato “lista”, pero voy a hacerlo a través de la opinión de mis alumnos.

Dicen, que desde que empezamos a trabajar con pequeñas pautas para que pudieran practicar el Mindfulness, tienen más capacidad para regular sus emociones y su estrés. A su vez, sienten un mayor grado de bienestar y serenidad. Además, algunos de ellos se han dado cuenta de cosas de su vida a las que no habrían llegado antes.

Entiendo que muchos de los que venís a mis clases o que practicáis yoga por vuestra cuenta, lo hacéis por alguna razón, aunque sea sencillamente por curiosidad. Te tenido alumnos que querían dejar de fumar y además de lograrlo, con la práctica de meditación, duermen mucho mejor. Otros, decidieron descubrir el mundo del yoga y la meditación para bajar su presión arterial y reducir sus problemas respiratorios, y lo han logrado.

Hablo desde la propia experiencia de cada persona con el yoga y la meditación. Cada persona recibe lo que necesita y orienta el beneficio de la meditación hacia su propio camino personal.

Ejercicios Mindfulness para hacer en casa

Digo en casa, pero obviamente se trata de unos ejercicios muy sencillos y discretos que podrás practicar en cualquier sitio que sea cómodo para ti.

Mis dos consejos para ti antes de empezar

– Meditar sin música: decidas el lugar que decidas, te recomiendo que después de leer con atención este artículo, lo pongas en práctica sin música, ya que de este modo no vas a depender nunca de la música para poder meditar. Sin embargo, muchos me decís que sin música, vuestra mente no os permite meditar, en este caso hazlo con una música muy tranquila.

– Meditar sentad@ en la postura del loto: mi otro consejo es que lo hagáis sentad@s en la postura del loto porque es la mejor para concentrar la energía. Si te cuesta mantener tu espalda recta, puedes buscar un apoyo.

1. Un minuto de atención plena

Empezamos con el primer ejercicio con el que puedes iniciar tu meditación. Lleva toda tu atención en tu respiración durante un minuto. Sé consciente de cómo entra el aire seco por tu nariz y cómo sale el aire, un poco más húmedo, por tu nariz. Ahora lleva toda tu atención en la misma respiración pero a nivel del pecho. Puedes colocarte la mano izquierda en el centro del pecho y la mano derecha encima de la izquierda. Escucha el movimiento de tu pecho al respirar. Por último, lleva toda tu atención en tu respiración, pero esta vez a nivel abdominal. Coloca tus dos manos en tu abdomen y escucha tu respiración con las manos. Siéntela y sé consciente del movimiento de tu abdomen cuando inhalas y exhalas. Hazlo solamente por un minuto. No es tanto, puedes conseguirlo.

2. Observación consciente

Escoge cualquier objeto cotidiano que tengas cerca. Puede ser una taza de café, un bolígrafo, lo que sea. Pon toda tu atención en este objeto y solamente obsérvalo. Sé consciente de cada detalle que observas y date cuenta de esta sensación de “estar despierto” que te produce. Nota como la mente se libera de tus pensamientos, preocupaciones y “quéhaceres”, y se centra solamente en contemplar la figura que has escogido. Es algo sutil, pero muy poderoso. También puedes practicar el ejercicio de la observación consciente con las orejas, en lugar de los ojos.

3. La llamada de atención

Este ejercicio consiste en llevar toda tu atención en tu respiración cada vez que escuches una señal. Puede ser el sonido de un gong o cualquier otro señal. Esta técnica de meditación, se creó para lograr que cuando se hace la acción de enfocar la respiración, tu mente viaje al momento presente y sea consciente de ello. Te aconsejo que practiques este ejercicio durante 10 minutos.

4. Observación de los pensamientos

Muchas personas llevan vidas estresadas y ocupadas con ritmos de vida muy dinámicos. Pedirles a estas personas que lo abandonen todo para “dejar la mente en blanco”, les parece de risa. Si eres una de ellas, en lugar de trabajar contra la voz de tu mente, siéntante, acomódate y observa tus pensamientos. No entres en ellos, no los juzgues, solamente obsérvalos y déjalos pasar. Mi consejo es que cojas un punto de referencia de tu cuerpo, el que quieras, y cada vez que tu mente quede enganchada en un pensamiento, lleves tu atención en este punto. Este punto puede ser entre las cejas, por ejemplo. Esta técnica no hará que trates de eliminar todos tus pensamientos, pero disminuirá su intensidad. Te recomiendo que practiques este ejercicio durante al menos 10 minutos.

Y el último ejercicio… ¡sorpresa! Me lo reservo para practicarlo con vosotros en clase.

Aprovechó para dejaros la localización de este pequeño tesoro para que podáis ir y poner en práctica todos estos ejercicios Mindfulness.

Espero que estos ejercicios Mindfulness os ayuden a relajar vuestra mente de una forma más sencilla. Así que ahora ya sabes cuál es la teoría, solamente te falta la práctica. Prueba estos ejercicios y trata de integrarlos en tu rutina de meditación diaria! Y no te pierdas más playas paradisíacas como estas para disfrutar de una perfecta práctica de yoga en la Costa Brava. 

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.