Si no tienes tiempo de ir a un centro de Yoga para practicar porque no lo tienes suficientemente cerca, o tal vez no te lo puedes permitir económicamente, ¡se te han terminado las excusas! Hoy te propongo 9 sencillas posturas de Yoga para hacer a diario en casa. 

Cómo hacer yoga en casa

Crearte una rutina de yoga para practicar en casa todos los días no es fácil. El hecho de creártela, sí, pero practicar a diario, ya no tanto. El yoga requiere constancia. Así que si escoges practicar yoga, te recomiendo que lo hagas de verdad y practiques todos los días, aunque solamente sean 20 minutos, pero serán 20 minutos de conciencia, silencio y concentración para ti.

Posturas básicas de yoga para hacer en casa

Antes de practicar estas posturas básicas de yoga para hacer en casa, te recomiendo que empieces con una pequeña meditación o relajación para ir calmando tu mente. Pon tu atención en tu respiración a nivel de la nariz, observando como entra y sale el aire por tus fosas nasales. Trata de hacer tus respiraciones cada vez más lentas y largas para empezar la sesión de una forma más tranquila.

A continuación puedes continuar con unos ejercicios para calentar: puedes dar círculos con el cuello y estirar los brazos. De esta forma evitaremos lesiones durante las posturas. Aunque se trata de posturas muy sencillas, mejor preparar el cuerpo antes de colocarte en ellas.

Postura de la cobra

Colócate boca abajo, con las piernas juntas y estiradas y los brazos doblados con las manos apoyadas más o menos a la altura de los hombros. Luego levanta el tronco con la ayuda de los brazos, manteniendo las piernas estiradas y pegadas al suelo. Baja y relaja los hombros y eleva la barbilla mirando ligeramente hacia arriba. Mantén la postura unos 30 segundos, descansa tumbada boca abajo y luego haz la misma postura por 30 segundos más. Esta postura te ayuda a trabajar la parte superior de la columna, mejora los músculos espinales, beneficia la zona lumbar y estimula los órganos internos.

postura-yoga

Postura del niño

Inmediatamente después de hacer la cobra colócate a la postura del bebé. Se trata de hacer la contra postura, es decir ponerse en la posición contraria a la extensión de la columna. Ponte de rodillas y apoya los glúteos en tus talones. Estira el cuerpo hacia adelante apoyando la frente en el suelo y deja tus brazos reposar en los lados del cuerpo. Mantente así 30 segundos. Es una gran postura para relajar el cuerpo, los brazos y la espalda.

postura-yoga2

Postura del árbol

Esta postura consiste en ponerse de pie, con las piernas rectas y juntas las palmas de las manos sobre la cabeza doblando los codos. También puedes juntar las palmas de las manos y mantenerlas delante del pecho. Eleva una de las piernas y apoya la planta del pie en la parte interna del muslo contrario. Mantén la postura 30 segundos y luego trabaja la misma con la otra pierna por 30 segundos más. Esta postura equilibra el cuerpo y la mente, además de estirar la columna vertebral.

postura-yoga3

Postura del perro boca abajo

Ponte de pie y inclínate hacia delante colocando las palmas de las manos a la misma distancia de los hombros hasta apoyarlas en el suelo. Asegúrate que tus manos están paralelas entre ellas y tus pies también. Forma un triángulo con las piernas y los brazos e introduce la cabeza entre los brazos llevando la mirada al suelo. Mantente ahí unos 20 segundos y respira profundamente por la nariz. Relaja la espalda e intenta que los talones toquen al suelo.postura yoga

Postura del águila

Ponte de pie y dobla las dos piernas. Luego dobla la derecha por encima y colócala alrededor poniendo el tobillo derecho al gemelo izquierdo. Cruza el codo hacia la derecha y junta las manos. Intenta poner la mirada fija y aguantar la postura 30 segundos. Repítela con la otra pierna. Esta postura va a mejorar tu dolor de espalda, vas a estirar los muslos, las caderas y los tobillos. Además, desarrollas el equilibrio.

postura-yoga5

Postura del triángulo

Empieza de pie, separa las piernas alrededor de un metro y separa los brazos a la altura de los hombros. Inhala e inclina el tronco hacia la derecha y abajo, hasta tocar tu pie. Mantente unos 30 segundos y después repite la misma postura por el otro lado. Esta postura tonifica los músculos de las piernas, el tronco, el cuello y activa el funcionamiento del páncreas y del hígado.

postura-yoga6

Postura de la media torsión espinal

Siéntate en el suelo con las piernas rectas. Dobla la pierna derecha y pon la planta en el suelo pasándola sobre la rodilla izquierda. Coloca tu brazo izquierdo recto detrás de tu espalda y la mano derecha en tu rodilla derecha para ayudar a empujarte atrás, hacia tu hombro izquierdo. Gira la columna y deja que tu cabeza siga el movimiento de la columna. Puedes mantenerte en esta torsión 30 segundos o más y después repetir con el otro lado. Las torsiones son muy beneficiosas por tener funciones digestivas, además tonifica los nervios espinales y aumenta la energía en el cuerpo.

postura-yoga7

Aquí termina mi recomendación para hacer posturas de yoga en casa. Se trata de posturas sencillas para principiantes, por las que no debes preocuparte. Escucha tu cuerpo y sé consciente de tus límites. Debes encontrar una comodidad dentro de cada postura, por lo que si sientes dolor, deja de forzar la postura o directamente no la practiques. ¡Atrévete a probarlas!

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.