Posturas de yoga para la menstruación

Hoy escribo para todas las mujeres que lo pasan mal durante su período menstrual. Está claro que los dolores pueden mejorar con medicamentos, pero es como poner un “parche” a algo mayor. La idea es no sufrir.

“Mímate durante tu período menstrual y alivia los cólicos practicando Yoga”.

Con este artículo no voy a hacer que tus dolores desaparezcan, pero te daré una guía con una serie de posturas de yoga que lograrán que tus músculos se relajen y alivien tus horribles molestias menstruales.

Según la enseñanza del yoga, durante el período menstrual debemos hacer nuestras prácticas de yoga más suaves. En este momento es cuando nuestro cuerpo necesita más descanso y relajación.

Debes tener en cuenta que durante la menstruación hay posturas que hay que evitar, como todas las inversiones, ya que puedes detener el flujo de sangre y provocar molestias en tu organismo. Además, mi consejo es que trates de evitar la respiración de fuego y en su lugar hagas respiraciones largas y profundas.

¡Evita las inversiones durante tu período menstrual!

La parte positiva es que existen una serie de posturas favorables para este ciclo natural como las torsiones suaves, las posturas de pie, las posturas con soporte y las flexiones al frente.

Voy a mostrarte una serie de posturas de yoga beneficiosas para la menstruación, que si además existen cólicos menstruales, podrán aliviarte los dolores. Mi consejo es que practiques estas posturas de una forma consciente, intentando evitar la inmensa cantidad de pensamientos que te vienen a la cabeza.

¡Importante! Si no te sientes cómod@ en alguna postura, no la hagas.

Posturas de yoga para cólicos menstruales

Postura fácil (Sukhasana)

Postura fácil, conocida como una postura de relajación y orientada a la meditación. Esta postura te va a traer calma interior y te va a permitir la apertura de caderas y te hará sentir menos cansada. Siéntate en el suelo, cruza tus piernas y coloca tus pies por debajo de las rodillas. Es una postura de micro movimientos, por lo que debes ir corrigiéndola poco a poco. Lleva tu conciencia en la espalda y trata de mantenerla recta. Luego, lleva tu barbilla hacia el pecho para alargar un poco más la columna y relájate. Puedes estar en esta postura todo el tiempo que quieras.

FullSizeRender-1

Postura del niño (Balasana)

Empieza colocando tus rodillas en la esterilla y deja caer el cuerpo encima de tus piernas, dejando descansar la frente al suelo (si llega). Para que sea aún más cómoda, yo te recomiendo que coloques un bloque o una almohada para apoyar tu frente. Toma unas 10 respiraciones pausadas, profundas y conscientes. La postura del niño te va a ayudar con el dolor en la espalda baja. Esta posición te relajará y aliviará.

2016-10-29-18-08-14

 

Postura del guerrero reclinado (Supta Virasana)

La postura del guerrero reclinado puede ser un poco dura. Sin embargo, colocar un soporte detrás de tu espalda, la puede convertir en una postura muy relajante. Sentirás que tu abdomen, los muslos, las rodillas y los tobillos se estiran. Además, se trata de una postura que mejora la digestión y alivia mucho el dolor menstrual. Para el soporte, puedes usar una almohada larga. Mantén la postura durante 3 minutos.

IMG_3784

Postura del ángulo atado reclinado (Supta Baddha Konasana)

Para mí, la mejor. Esta postura logrará estimular tus órganos abdominales incluidos tus ovarios, vejiga y riñones. Además, estimula la circulación y estira tus muslos, las ingles y las rodillas. Te recomiendo que la hagas con un soporte debajo de la espalda, como la anterior.

Junta tus rodillas, dejando las plantas de los pies en contacto con el suelo. A continuación, deja caer las rodillas hacia los lados juntando las plantas de los pies. Siente como tus ingles se estiran y tu zona íntima se relaja.

Si usas el cinturón, puedes ponértelo alrededor de la parte superior de la pelvis y debajo de los pies. Siéntete cómoda y relájate durante 5 minutos.

IMG_3785

Postura de la mariposa

Otra de las grandes posturas que existen para aliviar el dolor menstrual. Empieza sentada juntando tus pies hasta que las plantas de tus pies se toquen entre ellas. Inclina tu cuerpo hacia delante y mantén tu espalda recta. Trata de traer tus talones lo más cerca de tu cuerpo posible y cógete los pies. Mantén esta postura 2 minutos.

IMG_3787

Postura de la pinza (Paschimottanasana)

Esta postura estimula los órganos abdominales, la circulación linfática y es muy beneficiosa para el sistema digestivo. Además, fortalece el sistema inmunológico. Dependiendo de tu flexibilidad, usa un bloque para estar más cómoda dentro de la postura. Mantenla durante al menos 1 minuto.

IMG_3786

Postura del ángulo sentado (Upavistha Konasana)

También muy buena. Empieza sentada en el suelo con las piernas juntas y activas. Poco a poco puedes abrirlas hasta donde te permita tu flexibilidad. ¡No hace falta abrirlas del todo! Basta con jugar un poco con el equilibrio y tratar de ir abriendo poco a poco las piernas hasta donde llegues. Mantén la postura entre 30 segundos y 1 minuto.

Si es demasiada dura para ti, hazlo con las piernas tocando al suelo y poco a poco ve bajando tu barriga y tu pecho hacia el suelo. Si eliges hacerla de esta forma, puedes ponerte un par o 3 almohadas para estar más cómod@. Intenta mantener tu espalda bien recta y aguanta la postura al menos 2 minutos.

2016-10-31-17-41-43

Cuando termines con estas posturas, puedes tumbarte boca arriba con las piernas un poco abiertas, tus brazos extendidos al lado de tu cuerpo y las palmas de tus manos mirando hacia arriba. Relájate durante 10 minutos. Puedes acompañarte de una música tranquila, que ayude a calmarte. Verás que cuando termines la sesión, te encuentras mucho mejor.

Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Dejar mi Opinión

Tu dirección de email no será publicada.